top of page

Dismetría Funcional como Síntoma de una Disfunción Magnética

Actualizado: 12 jul 2022

Es bastante frecuente que, en cierto momento, al mirar a alguien de nuestro entorno, o incluso al mirarnos nosotros mismos al espejo, nos demos cuenta de que tenemos un hombro, una cadera o una rodilla más alta que la otra. Esto se debe a que esa persona presenta una dismetría, pero no hay que alarmarse porque son muchas las causas que pueden provocarlo, y se le pueden poner solución, como explicaremos a continuación.


 

La Dismetría de los miembros se define como la diferencia o discrepancia en la longitud de uno o varios segmentos de una extremidad con respecto a los de la contralateral, bien sea por exceso (Hipermetría) o, lo que es mucho más frecuente, por defecto o acortamiento (Hipometría).

Las Dismetrías de Extremidades Inferiores constituyen un motivo realmente frecuente de consulta en la práctica diaria.


La Dismetría de Extremidades Inferiores Real es aquella en que, verdaderamente, existe una diferencia de longitud en uno o varios segmentos de la extremidad. La Ficticia o Funcional (también llamada Falsa Pierna Corta) es, sin embargo, aquella en que las extremidades parecen desiguales pero la causa de esa apariencia no está fundamentalmente en la desigualdad de las Extremidades, que pueden medir lo mismo, sino en alteraciones a otro nivel.


Dismetrías estructurales


Las dismetrías estructurales son aquellas en las que las diferencias de longitud se deben a causas óseas, como acortamientos de fémur o tibia. Esto puede suceder por varias razones:

  • Traumatismos, ya sean grandes fracturas en el recorrido del hueso o lesiones en el cartílago de crecimiento que puedan producir detenciones en el crecimiento óseo.

  • Problemas del feto durante el embarazo (malas posiciones).

  • Tumores, infecciones…

No son el caso de nuestro artículo, ya que para estos casos nada sustituye al tratamiento médico.

Dismetrías funcionales o Falsa Pierna Corta

Las dismetrías funcionales son aquellas en las que la longitud de las estructuras óseas del miembro inferior es la misma, pero hay otro u otros factores que están provocando esa diferencia de altura. Entre las causas de este tipo de dismetrías encontramos:

  • Problemas Estructurales eventuales, como:

  • Problemas de base en la espalda, como una escoliosis o un bloqueo vertebral.

  • Lesiones de base muscular, como contracturas, atrofias o roturas del músculo.

  • Problemas de alineación en los miembros inferiores, como, por ejemplo; un fémur más rotado que otro, una rodilla con mayor angulación, o un pie plano y otro no.

  • Problemas Disfuncionales Profundos, en este caso la Deficiencia en el Campo magnético del organismo.

¿Cómo se manifiesta una dismetría?

Cuando tenemos una dismetría, el resto de las estructuras del cuerpo va realizando una serie de compensaciones, con el objetivo de minimizar el impacto de la diferencia de longitudes. Aunque en un primer momento estas compensaciones eviten que haya problemas y dolores asociados a la dismetría, cualquier aumento de actividad o cambio de hábitos podría desencadenarlos.

Las principales formas de manifestación de una dismetría son las siguientes:

  • Dolores lumbares.

  • Dolor y/o lesiones en isquiotibiales, generalmente de la pierna larga.

  • Dolores de cadera (trocánter).

  • Molestias en la fascia plantar.

  • Asimetría en la posición de los pies

Consecuencias

Este acortamiento por lógica repercute en nuestra estructura ósea, y cuanto más tiempo pasemos bajo los efectos de esta Disfunción, más crónico se hará el problema estructural.


Posición sin Dismetría

En efecto nuestra Columna Vertebral es la estructura de sostén de nuestro cuerpo y protege a nuestra médula espinal. Un acortamiento de una de nuestras piernas hace que la columna cambie nuestro centro de gravedad lo que hace que la zona lumbar principalmente la zona entre las vértebras L4 y L5 se desplace, rote o se deslice, generando posibles molestias (en esa zona es donde nacen todos los nervios que van hacia nuestras piernas, por lo que pueden estar afectadas). A su vez el desplazamiento en la zona lumbar hace compensar a nuestro cuerpo en dos zonas más: la dorsal y la cervical (en esta zona se reparten todos los nervios hacia los brazos, frente, espalda, cabeza), haciendo que éstas vértebras se reacomoden para compensar el movimiento de más abajo.

Como vemos una sola descompensación en la zona lumbar (debido al acortamiento), repercute en todo el cuerpo.


Relación con la Gravedad

Posición con Dismetría

Vivimos en este planeta, por lo que nuestras actividades en él están afectadas por la gravedad que genera sobre nosotros, eso es 9,8 m/s2. La gravedad es una fuerza invisible que consigue atraer a un objeto que tenga masa junto a otro. En este caso, la tierra es un núcleo gravitacional que atrae hacia su base a todos los elementos que están dentro su zona gravitacional.

El efecto de la gravedad es comúnmente conocido como peso, ya que, cuanta más masa tenga un objeto, más atracción tiene hacia la tierra. Es decir, el peso de cada elemento indica el nivel con el que es atraído al centro gravitacional de la tierra. Por ejemplo

Ahora, a los efectos de simplificar, consideremos el peso de nuestra cabeza y cómo afecta a nuestro cuerpo. En promedio una cabeza de un adulto tiene una masa de 8 kg aproximadamente, si consideraos a la gravedad con un valor redondeado de 10 m/s2, entonces el Peso será 8 x 10 = 80 Newton (N). Ese peso se distribuirá por nuestro cuerpo de la siguiente manera:


Distribución de Fuerzas sin Dismetría

En el caso que estemos parados derechos, centrados, sin una Dismetría. Aclaramos que estamos simplificando el ejemplo para que se entienda, hay muchas otras consideraciones que habría que tener, pero aproximadamente esto es lo que ocurre.

Ahora en el caso de tener una Dismetría (la mayoría de los casos), nuestro centro de gravedad se desplaza, corriendo el eje de distribución de la fuerza que cae desde nuestro cuello, haciendo que la distribución no sea pareja, por ejemplo:



Distribución de Fuerzas con y sin Dismetría


De esta manera una parte de nuestro cuerpo (hemicuerpo) queda más cargado, por lo que a lo largo del tiempo, si no se corrige esta Dismetría, generará un desgaste con las evidentes consecuencias.






La Dismetría según nuestros ancestros

Esto de la Dismetría o desigualdad de las extremidades no es nuevo, quizás alguno de los lectores pasó por una curandera o esas señoras (habitualmente las mujeres tienen más desarrollado este don de la observación, la paciencia y el amor para ayudar, combinados) del barrio que conocían los secretos para ayudar (cuando la medicina no podía suministrarnos una solución rápida y efectiva), con el empacho, la culebrilla, el mal de ojo y otras “magias”. Una de las cosas que nos hacían era medirnos levantando los brazos y mirando la longitud de los mismos y comparándolas (en estos casos el “diagnóstico” era “tenés la paletilla caída”) y sabían que esta desigualdad acarreaba una serie de problemas relacionados.


Foto de Lajos Spiegel en https://fedellando.com

Dismetría Funcional generada por Problemas Disfuncionales Profundos

Dejaremos los problemas estructurales eventuales como origen de la Dismetría Funcional de lado, ya que encontrarás mucha información en sitios de Fisioterapia. Nosotros nos avocaremos a explicar nuestra teoría sobre la causa de la Dismetría Funcional, que menos se ha estudiado hasta ahora. Esta teoría se basa en estudios realizados por Médicos y Físicos hace muchos años, algunos de estos estudios provienen de la misma NASA, que al estudiar los casos de los astronautas en las primeras misiones tripuladas, que salían de la Tierra, notaron que volvían con problemas estructurales sin explicación aparente. También se basa en las experiencias obtenidas en nuestros Consultorios, con miles de pacientes atendidos por nosotros y por los Terapeutas formados en nuestro Centro, y en los resultados positivos causados por la aplicación de nuestra Técnica Terapéutica.

En 1958, el Médico japonés Kyoichi Nakagawa, director, en aquel entonces del Hospital de Tokio, observó en trabajadores de una plata metalúrgica, que presentaban problemas de salud, una condición relacionada con su aislamiento del Campo Magnético de la Tierra. A esta condición la llamó, Síndrome de Deficiencia del Campo Magnético. Por los años 70’ durante la carrera espacial, el Dr. Richard Broeringmeyer, en la Nasa, relacionó la llamada “enfermedad espacial” que traían los Astronautas a su retorno, con una Dismetría Funcional, que corregía con imanes. De esa manera asoció esta Dismetría temporal con la falta de Campo Magnético a la que los astronautas se exponían al salir de la Tierra. El Dr. Isaac Goiz Durán, creador del Par Biomagnético (1988) y del Biomagnetismo Médico, incorporó la técnica Kinesiológica del chequeo de los miembros inferiores como herramienta de diagnóstico en su Método. En 2008 el Terapeuta Martín C. Etchelar teorizó sobre la presencia de una Dismetría Funcional en los casos en que se presenta una Deficiencia del Campo Magnético en un organismo.

Desde la antigüedad nos hablan nuestros ancestros, recordándonos que el corazón es el centro de nuestras emociones. En los años 90’ un grupo de Físicos, Biólogos, Matemáticos, Sicólogos (Instituto HeartMath) re-descubrieron que es el Corazón y no el Cerebro el comandante de nuestro organismo y que es el generador de una Campo electromagnético capaz de extenderse varios metros del cuerpo físico.


 

No es difícil de entender a las conclusiones que nosotros, en el Centro de Investigación y Desarrollo de Terapias Magnéticas del Uruguay, hemos llegado. La causa de muchas de las Dismetrías Funcionales que presenciamos en nuestros consultorios (90%), son debidas a una Disfunción Magnética, que se puede corregir a través del uso de un Campo Magnético que genere un entorno alrededor del cuerpo. Pero no sólo esto, además, los más importante, que nosotros, los seres humanos, somos los causantes de que se genere esa dismetría o de su corrección, si sabemos los principios básicos de cómo funciona nuestro Corazón, y de qué se alimenta.

Te invitamos a acompañarnos en esta fascinante herramienta que combina las maravillas de la física moderna con la sabiduría de las técnicas ancestrales.


 

Dismetría Funcional como Síntoma de una Disfunción Magnética
.pdf
Descargar PDF • 491KB

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page